martes, 6 de febrero de 2018

Can Batlló

Hoy no voy a extenderme demasiado, pues solo quiero compartir con vosotros uno de los lugares que visité en 2015 por trabajo durante mi estancia en Barcelona.

Se trata de Can Batlló, una antigua fábrica textil situada en el barrio de La Bordeta, justo en la confluencia y nacimiento de la Avenida del Carrilet y la Gran Vía de Las Cortes Catalanas. El recinto se inaugura en 1880 para acoger la fábrica de hiiados, tejidos de algodón, blanqueo, estampados y aprestos de Juan Batlló, quien era miembro de una destacada fábrica de empresarios  textiles. Inicialmente el recinto contaba con un solo edificio, obra del ingeniero Juan Antonio Molinero, pero hubo de ampliarse y construir nuevos edificios para acoger la demanda de la próspera actividad hasta convertir el rrecinto en una colonia popularmente conocida como Can Batlló.

 En 1892 fallece Juan Batlló y sus sobrinos son los encargados de mantener el negocio hasta que en 1943 lo traspasaron al empresario Julio Muñoz Ramonet. La empresa quiebra en 1964 a causa de la crisis general del sector textil yy el actual propietario decide convertir la fábrica en un polígono industrial a base de compartimentar las naves en un total de 700 espacios.

El plan general metropolitano de 1976, se recalifican los terrenos de Can Batlló y se destinan a zonas verdes y otros equipamientos, y tras casi 40 años de lucha entre las asociaciones de vecinos, administraciones públicas y Familia Muñoz Ramonet, un grupo de vecinos decide ocupar una de las naves para convertirla en espacio comunitario autogestionado hasta que en 2013, el ayuntamiento de Barcelona comienza los primeros derribos para cederle terreno a la vivienda.

El estilo arquitectónico del conjunto es modernista con sutiles toques neoclásicos y neomudéjares, muchísimo ladrillo pardo y algunos remates con escudos estampados en cemento, aún conserva muchísimos elementos industriales clásicos tales como pescantes, galerías de paso aéreas, escalerillas, estructuras metálicas en suspensión o con apoyos directos al suelo. Como piezas clave a destacar: la chimenea, el algibe alojado en la torre de sección cuadrada situado junto a la Gran Vía o la fachada del antiguo edificio de oficinas con columnas adornadas con volutas. Hasta el 2016 (que yo sepa) se puede visitar y pasear entre sus calles, esto es lo que me encontré en abril de 2015:
































1 comentario:

  1. Podrías haber puesto fotos de la maqueta de esta zona, porque ese trabajo lo realizaste tú, y muy bien.

    Un saludo.
    José Manuel

    ResponderEliminar